Un sintecho una maravilla al piano sin haber dado NUNCA una clase de música



Que un hombre que toque bien el piano haga saltar las lágrimas a alguna de la personas que le escuchan puede ser bastante normal (sobre todo si la pieza que interpreta tiene una melodía, digamos, dramática). Sin embargo, si el pianista es un indigente que en su vida no ha recibido ni una clase de música, tampoco de piano, pues la cosa ya se sale de lo habitual.

Esto es lo que ha sucedido en la ciudad norteamericana de Vancouver (en el Estado de Washington, cerca de Portland). David Allen Welsh, una persona que lleva media vida viviendo en la calle, ha sorprendido a propios y extraños con sus dotes al piano. Quienes lo ven tocar se emocionan no sólo por la interpretación, sino por todo lo que conlleva ver a alguien que aprieta las teclas con los dedos deformados por el frío después de años de vivir a la intemperie.
Welsh aprendió él solo a tocar gracias a los pianos que encontró en los refugios para sintecho que visitó durante toda su infancia. A pesar de emocionar hasta la lágrima a su audiencia, entusiastas de música clásica, David no sabe leer ni una sola nota.

"No sé cómo tocar música, pero me gusta lo que escucho en mi cabeza", explicó David a la ABC News. "A veces no sé ni qué tecla estoy tocando. Mis ojos están cerrados, sólo dejo que la música aflore", añadió.

Leer más y fuente: Un sintecho una maravilla al piano sin haber recibido ninguna clase 



Suscríbete por correo para recibir más partituras gratis:

No hay comentarios: